sábado, 14 de noviembre de 2009

El gorrión y la rosa

gorrión: Dime rosa hermosa,

Que haces en aquel rosal marchito

De este bosque abandonado.


Rosa: gorrión ingrato,

por que te encuentras volando

y al amor te has negado.


Gorrión: Rosa tonta,

No me he negado al amor,

El amor se ha negado para mí;

Por eso vuelo desterrado.


Rosa: Gorrión ingenuo,

Mira en cada árbol, en mis compañeras marchitas,

En el mar, y en el viento que vuela,

Que el amor de DIOS no te ha negado,

Ni desterrado solo te espera.

Leonardo Alvarado Z.

Sin canto de esperanza

Si el gorrión dejara de cantar,

El mar no pudiera mas bailar,

Las hojas en un sueño profundo

Cayeran en la mortal eternidad.


El sol sin risa alguna, se encontraría

Prófugo de los versos de la luna;

El viento se transformara en el silencio letal

Y en la vos ausente del poeta protestante.


Si el gorrión dejara de cantar,

La vida dejará de existir,

La muerte danzara en la calle

Endulzándonos con su canto ignorante.


La noche deambulando en las aceras estará

Buscando a la perdida paz, y llorando a la esperanza muerta,

Mientras la libertad loca se encuentra

Imitando el canto del gorrión que ha muerto.

Leonardo Alvarado Z.