jueves, 17 de diciembre de 2009

Marita

Vagabunda siempre fuiste,
De tierras lejanas, ajenas a mis ideales,
y lagunas lujuriosas
Con cielos profundos donde se pierde mi alma.


Tienes aves que posan en tus nidos,
Vacios y confusos pensamientos de la ternura del mundo;
No habido alma que te ate a puerto fijo
Ni versos que te calmen en altamar.


Con esa alma poeta sueñas,
Un día en puerto anclar,
Que te espere con un verso en sus labios
Y una pluma para bailar.


Un vino añejo y un cuento para dormir,
Para despertar con el alba,
Y un roció en la ventana que te canta,
Alma poeta tienes, alma poeta eres,
Alma poeta sueñas, un día en puerto anclar.
Leonardo Alvarado Z.

No hay comentarios:

Publicar un comentario