martes, 29 de septiembre de 2009


Mientras canta la luna,

El sol la mima con ternura

Haciéndola eclipsar entre sus brazos,

Que la Envuelven con tal frescura.

Luna ingrata y bella,

Por qué te marchas por el día

Dejando las rosas entre las estrellas.

Por qué dejas solo aquel novato

Con tal ardiente afecto,

Escondido en su principiante falo.

Luna de cristales rotos,

Cautiva eres de tus errores,

Y prisionera de tus sueños

Confundidos por el canto de la aurora.

Cuando cante la joven triguera

Se perderá el ingenuo cariño,

Serás libre al amor

Bailando con los astros;

Bailando con el sol.

Leonardo Alvarado Z


1 comentario: